4º Día de FIDOCS: Jazz/ Unidad Popular/ Astronomía/ Conquista Española/ Patricio Guzmán solitario.

5 06 2010

El día de hoy, cuarto en la realización del FIDOCS, fuimos a la Cineteca Nacional y al Museo de la Memoria a ver “Escape al Silencio”, la tercera parte y final de “La Batalla de Chile”, un cortometraje documental hecho con los trocitos que sobraron de la extraordinaria “Nostalgia de la Luz” y “La Cruz del Sur”.


“Escape al Silencio”, dirigida por Diego Pequeño, tiene la gracia de rescatar a un personaje que (como dicen en el mismo documental) es un chileno con un talento tan inmenso como lo es el desconocimiento que se tiene de él.

Alfredo Espinoza es un Saxofonista chileno que se destacó en París en los años 70: notablemente prodigioso y, sobre todo, un personaje abstracto y honesto. Nos dejó una enorme sensación de inocencia y fragilidad. Alfredo es en sí un misterio irresoluble, al tiempo que su música está cargada de magia, pasión y virtuosismo.

El conflicto central de esta obra radica principalmente en que una larga enfermedad mental aleja a Alfredo de la música, llevándolo a perderse entre los cerros de Valparaíso por 10 años, sin tocar un solo instrumento…otro misterio.

La historia no da explicaciones certeras a las interrogantes que se presentan, pero sí muestra un viaje por la vida de una familia y de un hombre que desaparece como si se fuera a una dimensión paralela para luego volver, renaciendo para reintegrarse  a la escena musical chilena y del mundo.

Además, el documental nos deleita con su música. Casi como un mensaje de esperanza, el documental termina contándonos que podemos encontrarnos con Alfredo Espinoza tocando en algún bar de nuestra escena jazzística chilena.

Notable el trabajo de construir espacios a través de una fotografía impecable y una música que crea el clima propicio para introducirse en este misterio como dijimos, que es este hombre.

Esta vez no hubo gritos durante la visualización de “La Batalla de Chile III”, pese a que quien había gritado antes se encontraba en la sala, sentado exactamente en el mismo puesto que había ocupado cuando mostraron las otras dos partes. El documental continuaba siguiendo las desventuras de los obreros, de la Oposición y del Gobierno chileno durante los últimos meses de la Unidad Popular.

El valor documental de esta obra salta aún más a la vista como tal por cuanto muestra el proceso que llevó a la instauración de la dictadura de Pinochet desde donde palpitaba la revolución: las fábricas, los campos, los barrios periféricos y calles de Santiago Centro.

Ninguno de quienes trabajamos en Cinefilia vivió esos acontecimientos presencialmente, por lo que nuestros puntos de vista con respecto a este traumático acontecer nacional (que dio origen, querámoslo o no, al país en el que vivimos) siempre ha dependido de un retrato histórico distante y aséptico. Por eso no deja de sorprendernos el ver en pantalla a nuestros padres o abuelos luchando férreamente por sus ideales, o conocer en detalle el nacimiento de los cordones industriales y, desde allí, la paulatina separación entre los intereses de los trabajadores organizados, el Gobierno y la Oposición, que llevaron a la crisis máxima.

Nuestra opinión final, al haber visto este importante documental en su totalidad: el Chile en el que vivimos hoy dista muchísimo de aquel que existía en los años 70. Nos pareció impresionante que hasta el proletario más miserable de Chile estuviera inscrito en algún gremio, que fuera plenamente consciente del acontecer nacional, que tuviera una clara idea de lo que quería y, por sobre todo, que la totalidad de las personas entrevistadas (de un bando u otro) podían expresar estas ideas en forma clara, concisa y correcta. Nos sorprendió ver un Chile donde todos los jóvenes participaban de alguna idea y donde los movimientos sociales (o contra – movimientos) se trenzaban de forma aplastante.

En definitiva, nos quedó la impresión de que Chile no siempre ha sido un lugar carente de ideales, metas, sentido de unidad y cultura, como lo es hoy.

Posteriormente vimos “Los Astrónomos de mi Barrio”, breve documental que retrata la fabricación casera de telescopios y la posterior utilización de éstos en un ingenioso centro de observación hecho a pulso por un adorable y muy creativo amante de los astros, quien en la fabricación de este ha usado todo su ingenio: en vez de complicados sistemas electromecánicos de seguimiento, ha usado las piezas de un tocadiscos. En vez de inventar su propio diseño para la estructura, ha copiado el modelo de los observatorios del norte de Chile y los ha reducido a la escala del techo de su casa. Incluso ha fabricado un pequeño inodoro para que ni sus necesidades básicas puedan alejarlo de su pasión.

Luego vimos “La Cruz del Sur”, documental que hace un análisis no muy profundo de cómo la religión católica se ha ido fusionando en Latinoamérica con los mitos y creencias que existían con anterioridad, creando una inmensa serie de sub religiones, cada una con una peculiar manera de realizar este sincretismo dependiendo de la localidad. Lo más notable de este documental, a nuestro modo de ver, es la larga secuencia inicial de ficción que narra la llegada del hombre español a Guatemala y cómo los indios los reciben como dioses, para posteriormente ser masacrados. También nos gustó el gran simbolismo del último plano del documental: un indígena peruano camina por un camino de adoquines portando una gran cruz de piedra a sus espaldas.

NOTA: Al salir de la última función, vimos subiendo por la larga escalera de mármol de la cineteca a una solitaria figura. Al acercarnos, nos percatamos que se trataba del mismísimo Patricio Guzmán, director de “La Batalla de Chile”, “La Cruz del Sur” y de “Nostalgia de la Luz”, a quien FIDOCS está rindiéndole un homenaje exhibiendo todas sus obras. Venciendo los nervios, nos acercamos y le solicitamos una entrevista, a lo cual accedió para el día de mañana. Si todo sale bien, podremos ver sus palabras en nuestra publicación.

¿Ustedes quisieran preguntarle algo? Envíennos su pregunta a nuestro Grupo Oficial en Facebook

FIDOCS sigue por dos días más, así que no se pierda la oportunidad de ver los mejores documentales de Chile y el mundo.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: